8 de noviembre de… 1517

El 8 de noviembre de 1517 fallece el cardenal Francisco Jiménez de Cisneros, fundador de la Universidad de Alcalá, en Roa (Burgos).

Hoy, en la conmemoración del V centenario, en vez de explicar la efeméride, os voy a poner el capítulo sobre este acontecimiento de mi libro «Complutenses por el tiempo» que, Dios mediante, verá la luz este próximo mes de diciembre.


Hoy, 8 de noviembre de 1517, nos hemos trasladado a Roa, villa de la provincia de Burgos, siguiendo los pasos del cardenal Francisco Jiménez de Cisneros.

Como sabrán, tras la muerte del rey Fernando II de Aragón acaecida en el año 1516, por disposición testamentaria, el cardenal Cisneros fue nombrado Presidente del Consejo de Regencia de Castilla hasta que el príncipe Carlos de Gante venga a España para ocupar el trono. Parece ser que el príncipe está deseoso de reinar pero sus consejeros, no. Por eso han retardado su llegada a España más de año y medio. Al final ha desembarcando en el puerto de Tazones, parroquia del concejo asturiano de Villaviciosa, el 19 de septiembre de este año. Como era de predecir, aunque el príncipe le ha dado licencia para que se retire a su diócesis a descansar de las fatigas de su laboriosa vida, el cardenal Cisneros ha salido a su encuentro sin demora. Al final han acordado reunirse en el pueblo de Mojados, cerca de Valladolid, pero se ha hecho un alto en el camino en Roa para que descanse el Prelado.

En estos momentos estamos en la casa principal de un abogado, cuyo nombre no nos ha sido facilitado, en la puerta de la estancia donde se encuentra en cama el anciano cardenal Cisneros. Junto a él vemos que están don Pedro de Lerma, que es el abad de la Colegiata de Alcalá de Henares, el arcediano Antonio Rodríguez, el doctor don Fernando de Balbás y varios religiosos franciscanos. Según hemos sido informados, el cardenal ha recibido el Santísimo Sacramento de la Eucaristía y después han cerrado la puerta para recibir la confesión y la santa extremaunción.

Acaban de abrir la puerta de la estancia y vemos al cardenal con un crucifijo en las manos. Él lo está mirando y entre suspiros oímos que está pidiendo perdón por sus pecados, invocando en su ayuda a su Madre, María Santísima, y a otros santos. Nos vamos a quedar en silencio pues parece que va a decir algo en voz alta.

—In te Domine esperavi; non confunda in eternum. (1)

Son las tres y media de la tarde. Hemos de informar que en estos momentos ha dado fin la vida de este varón incomparable en quien se han visto unidas las armas y las letras, la humildad y la púrpura, la santidad y el gobierno político, la severidad y el agrado, las ocupaciones y la sabiduría, la observancia religiosa y la majestad, la liberalidad para los pobres y la austeridad para consigo.

Vemos que están hablando a un lado los religiosos. Sí, parece que un fraile se acerca a donde estamos situados.

—Perdonen, vamos a cerrar la puerta porque han de vestir de pontifical al Cardenal y le van a sentar en una silla para que la gente le bese la mano.

—Perdone, hermano, según hemos entendido su deseo era que se le vistiera con el sayal franciscano.

—Exacto, pero sobre él le colocaremos los ornamentos pontificales de su jerarquía eclesiástica como corresponde.

—Su deseo era que le embalsamen. ¿Lo van hacer?

—Eso no lo puedo decir a ciencia cierta, pero seguramente, sí, le embalsamaremos. Ahora, si me disculpan…

—Muchas gracias, hermano.

Acaban de cerrar la puerta para prepararle. Seguramente el cuerpo del Cardenal estará varios días en esta localidad de Roa hasta que dispongan el viaje para su vuelta a la villa de Alcalá de Henares, donde el propio prelado ha mandado que sea enterrado.

Para «Complutenses por el tiempo», Juan de Martín.

(1) A ti, Señor, me acojo; no quede yo nunca defraudado. (Salmo 31).


Más efemérides del 8 de noviembre:

El 8 de noviembre de 1661 el Ayuntamiento de Alcalá de Henares solicita por segunda vez el Título de Ciudad.

El 8 de noviembre de 1776 reforman las Ordenanzas de los colegios menores de la Universidad de Alcalá, suavizando la vida en ellos.

El 8 de noviembre de 2005 se termina la construcción de la Torre Garena de Alcalá de Henares, con la firma del Certificado de Final de Obra por los arquitectos Joaquín Pallas y Gonzalo Bárcenas y los arquitectos técnicos Narciso Montero y Mª Teresa Serrano.

Anuncios

28 de abril de… 2011

El 28 de abril de 2011 don Francisco Javier García Gutiérrez recibe el título de Hijo Adoptivo de la ciudad de Alcalá de Henares.

No hay que viajar mucho en el tiempo para reconocer una buena efeméride, ya que hace solo 6 años, tal día como hoy de 2011, con el Salón de Plenos del Ayuntamiento lleno de autoridades, familiares y amigos, don Francisco Javier García Gutiérrez recibió del manos del alcalde Bartolomé González el título de «Hijo adoptivo» de Alcalá de Henares.

Curiosamente, también tal día como hoy pero del año 1998, García Gutiérrez fue nombrado «Cronista Oficial de la Ciudad».

Francisco Javier García Gutiérrez, aunque no había nacido en Alcalá, estuvo muy unido a esta ciudad.

Su carrera docente comenzó en los años 40 del pasado siglo XX, en el colegio San Ignacio de Loyola. También dio clases en la Escuela de Maestría Industrial, de la que fue director entre 1976 y 1983. Además, ejerció como docente en el colegio Santo Tomás, en la Escuela de Magisterio Cardenal Cisneros y en el Instituto Alonso de Avellaneda.

Fue Concejal de Cultura, Deporte y Turismo del Ayuntamiento de Alcalá de Henares entre 1960 y 1973, ocupando la Primera Tenencia de Alcaldía.

De esta época municipal hay que destacar su papel jugado con el fin de lograr el retorno de la Universidad de Alcalá, ya que en el Pleno Municipal de julio de 1965 él fue el que presentó la primera moción con ese objetivo.

Igualmente, Francisco Javier García Gutiérrez participó activamente en la gestión que permitió que en noviembre de 1968 se firmara el acuerdo de renuncia de los antiguos propietarios de la Base Aérea con el fin de permitir la construcción del Campus Universitario.

También fue el que impulsó la construcción de cinco nuevos colegios: Historiador Portilla, Antonio de Nebrija, Reyes Católicos, Doctora de Alcalá y Dulcinea.

Además puso en marcha la Ciudad Deportiva Municipal, el Pabellón de la Virgen del Val, las piscinas municipales y los campos de fútbol.

Asimismo, y ya para terminar, hay que resaltar que fue un socio fundador de la Institución de Estudios Complutenses en 1982 y su presidente durante quince años, entre 1994 y 2009.

(Fotografía de Baldomero Perdigón… gracias).


Más efemérides del 28 de abril:

El 28 de abril de 1322 el Concejo de Alcalá nombra a sus procuradores generales para que pidan al arzobispo de Toledo y al rey la confirmación de sus fueros.

El 28 de abril de 1491 el arzobispo de Toledo cardenal don Pedro González de Mendoza aprueba las nuevas Constituciones por las que ha de regirse la Iglesia Magistral.

El 28 de abril de 1534 el cardenal don Juan Pardo Tavera toma posesión como Arzobispo de Toledo.

El 28 de abril de 1687 el arzobispo de Toledo Luis Manuel Fernández Portocarrero nombra un nuevo Ayuntamiento para Alcalá de Henares.

El 28 de abril de 1813 el general francés Ormancei ocupa Alcalá de Henares y exige a la ciudad una contribución de 200.000 reales en veinticuatro horas. Al final fueron 60.000 más 20.000 en alimentos.

El 28 de abril de 1862 por primera vez se celebra en Alcalá de Henares un funeral por Miguel de Cervantes. El acto tuvo lugar en su parroquia bautismal de Santa María.

El 28 de abril de 1913 se celebran grandes fiestas en conmemoración del centenario de «El Empecinado» en Alcalá de Henares.

Efemérides Complutenses en los Premios 20Blogs… vota

Exactamente, este blog «Efemérides Complutenses» está participando en los Premios 20Blogs, en la categoría «Tu ciudad» donde, según la página web de 20 minutos, «los pequeños o grandes municipios son los protagonistas».

Desde el 17 de febrero y hasta el 10 de marzo se puede elegir a un favorito en cada categoría del concurso, siendo en total 20 categorías.

Por tanto os pido un favor, y es que votéis al blog Efemérides Complutenses en su categoría.

Para facilitaros el trabajo de buscar el blog en el concurso, el enlace es este http://lablogoteca.20minutos.es/efemerides-complutenses-64733/0/#vota .

Aunque, sinceramente, no es mi pretensión ganar, ya que gano día a día viendo el número de personas que me leen y que dan al botón «Me gusta» de las distintas redes sociales.

Aun así, gracias por seguirme y leerme. Y si me votáis, mil gracias más.

Tendréis Efemérides Complutenses por mucho tiempo, os lo prometo.

Efemérides Complutenses… más de 21.400 visitas

Hola, amigos lectores.

Es para mí una satisfacción comprobar que, después de un año y tres meses de trabajo en este blog «Efemérides Complutenses», que ya no es mío solo, sino de todos vosotros, hemos llegado a más de 21.400 visitas. Para ser más exactos, 21.403.

Con esta entrada de año quiero agradeceros la confianza puesta en mi trabajo de investigación y difusión histórica, y espero que sigáis disfrutando leyendo las Efemérides Complutenses, como yo lo hago escribiéndolas.

¡¡¡Feliz año 2017!!!

24 de octubre de… 1485

El 24 de octubre de 1485 los Reyes Católicos llegan a Alcalá de Henares a fin de pasar el invierno, con la Reina en avanzado estado de gestación.

Los Reyes Católicos estuvieron varias temporadas en Alcalá de Henares, para ser más exactos, en cinco ocasiones: en 1479, 1484, 1485, 1498 y 1503.

Nos vamos a fijar en la tercera, en 1485, que seguramente sería la estancia que tuviera mayor trascendencia para la historia de Alcalá e incluso de España.

La reina Isabel de Castilla estaba encinta por quinta vez. Los avatares de la guerra de Granada le hicieron buscar un lugar tranquilo para descansar en los últimos días de embarazo. Y eligió el Palacio Arzobispal de Alcalá, cuyo Señor era entonces el arzobispo de Toledo don Pedro González de Mendoza, Cardenal Primado, el llamado “tercer rey de España”.

Y tal día como hoy de 1485, los Reyes Católicos llegaron a Alcalá de Henares, para descansar, procedentes de Andalucía.

En esta estancia en Alcalá, la reina Isabel de Castilla dio a luz a la princesa Catalina de Aragón, que años más tarde sería la primera esposa del rey Enrique VIII y por tanto Reina de Inglaterra.

Tras el alumbramiento y después de pasar la cuarentena, retomó su trabajo con las rituales “audiencias de los viernes”. Y en la primera audiencia, en enero de 1486, la Reina recibió por primera vez a un visionario y desconocido genovés llamado Cristóbal Colón que le expuso sus ideas de hacer un viaje a Oriente navegando hacia Poniente. Esta audiencia tuvo lugar en el Salón de Concilios del Palacio Arzobispal que desde este acontecimiento se le empezó a llamar como el “Salón de la Reina”.

Como hemos visto esta permanencia de los Reyes Católicos en Alcalá de Henares tuvo mucha importancia para la historia de Alcalá y de España.

Su estancia se prolongo hasta finales de febrero de 1486.


Más efemérides del 24 de octubre:

El 24 de octubre de 1422 el arzobispo de Toledo don Sancho de Rojas fallece en Alcalá de Henares.

El 24 de octubre de 1580 el alcalaíno Miguel de Cervantes llega a Denia rescatado por Juan Gil.

El 24 de octubre de 1948 se celebra una corrida de toros para allegar fondos dedicados a la restauración de la ermita del Val. Actuaron desinteresadamente los diestros Pepe Bienvenida, Rafael Albaicín, Rafael Llorente, el novillero puntero Juanito Pastor y como alma del espectáculo el matador de toros alcalaíno Luis Gómez, el Estudiante.

El 24 de octubre de 1985 se inaugura el nuevo Matadero Comarcal.

15 de marzo de… 1453

El 15 de marzo de 1453 por orden del arzobispo de Toledo Alonso Carrillo de Acuña se inicia la construcción del Convento Franciscano de Santa María de Jesús, llamado después de San Diego.

En enero de 1446 el papa Eugenio IV promulgó una Bula por la que autorizaba a la Orden de Regulares de la Observancia que fundara en cada una de las tres provincia eclesiásticas, que En España eran entonces Santiago, Aragón y Castilla, cinco conventos en cada una de ellas.

El Vicario General de esa Comunidad, fray Juan Mauberto, recibió la Bula, pero falleció poco tiempo después. Su sustituto, el padre Teodorico Aurica, dio facultad al padre Alfonso de Borox para que llevase a efecto la realización fundacional de los cinco conventos correspondientes a Castilla.

En virtud de esta Bula, el arzobispo de Toledo Alonso Carrillo, que tenía una gran estima a los frailes de la observancia el punto de tener por confesor al padre franciscano fray Juan de Peñalver, y teniendo especial predicción en la villa de Alcalá de Henares, trató con su confesor la necesidad y conveniencia de construir en Alcalá  uno de los conventos de San Francisco solicitados por el Papa, para que con su ejemplo y predicación, supiesen los fieles cuales eran las verdaderas prácticas de la religión católica, ya que estaban confundidas y viciadas con el continuo trato con judíos y moriscos.

Para lograr más firmeza en su intento, pidió consentimiento al Cabildo toledano, que no solo se lo concedió, sino que le animó para que lo realizara lo más rápidamente posible.

A su vez, Alcalá de Henares tenía dos parroquias: una era la de los Santos Justo y Pastor, que estaba en el centro geográfico de la villa. Y la otra era la de Santa María la Mayor, que estaba en el lado Oeste, muy alejada de las casas, pues las separaba la plaza del Mercado, huertas y caminos embarrados. Los alcalaínos se habían quejado al Arzobispo en varias ocasiones de la distancia de la Parroquia de Santa María la Mayor y les solicitaban que la acercase hacia el centro.

Así, el arzobispo de Toledo “mató dos pájaros de un tiro”, ya que trasladó la Parroquia y la ubicó en la Ermita de San Juan de los Caballeros a su vez que entregaba el edificio de la antigua Parroquia de Santa María la Mayor a la Comunidad de Menores Observantes para la erección del nuevo Convento.

Y tal día como hoy de 1453 por orden del arzobispo de Toledo Alonso Carrillo de Acuña se inició la construcción del Convento Franciscano de Santa María de Jesús, llamado después de San Diego.

Las obras terminaron tres años después, y en abril de 1456 el propio arzobispo Carrillo consagró la iglesia del Convento y entregó la casa al padre Alfonso de Borox.

Doce religiosos del Convento Franciscano de Nuestra Señora de la Salceda, de Tendilla (Guadalajara), fueron escogidos para ser los primeros habitantes del este nuevo Convento. Entre ellos estaba el hermano lego fray Diego de San Nicolás, que años más tarde subió a los altares con el nombre de San Diego de Alcalá.


Más efemérides del 15 de marzo:

El 15 de marzo de 1488 el papa Inocencio VIII autoriza las necesarias asignaciones económica para el Estudio General que el cardenal Mendoza había ampliado sobre el que el arzobispo Carrillo había fundado años antes.

El 15 de marzo de 1499 el papa Alejandro VI firma la Bula “Considerantes” por la cual autoriza al Arzobispado de Toledo a fundar un Colegio Mayor, así como a dotarlo de estatutos propios.

El 15 de marzo de 1589 el Cabildo de la iglesia Magistral de Alcalá se hace cargo del Colegio Menor de San Cosme y San Damián, también conocido por Colegio de Mena, al aceptar su patronato.

El 15 de marzo de 1651 querella del alguacil mayor de la Universidad de Alcalá contra los estudiantes navarros.

Cerrado por descanso del personal

Aunque me pese, tengo que hacerlo.

Sé que las “Efemérides Complutenses” son muy bien recibidas por los lectores, que están pendientes de mi trabajo diario para leerlas. Y para mí esto me llenaba y me sigue llenando de satisfacción. Era un impulso que me ayudaba seguir día a día. Me auto-exigía todos los días a sentarme a preparar, buscar información, redactar y retocar fotografías, cosa que me llevaba unas dos horas diarias como mínimo.

Para mí las Efemérides Complutenses eran muy importantes, llegando a sentirme defraudado conmigo mismo cuando no llegaba a tiempo a publicar la efeméride en el mismo día.

Pero he llegado a un punto en que las Efemérides Complutenses eran una obsesión para mí. Y llegaba a ser algo enfermizo. Aparte de mi trabajo diario, era en lo único en que pensaba. Todo el día leyendo sobre libros de Alcalá, hablando sobre Alcalá, “torturando” a mi familia sobre Alcalá,… todo sobre Alcalá.

Hasta que un día mi hija me hizo la pregunta que necesitaba oír:

«- Papa, ¿juegas hoy con nosotros al Scattergories?

– No, cariño, que me voy a poner a redactar la efeméride de hoy».

En un principio no le di importancia, pero haciendo la efeméride me di cuenta que la pregunta era muy importante. Era un aviso. Dejé la efeméride a medio redactar y me puse a jugar con ellos. Y todavía tengo la efeméride a medias, cosa que a día de hoy no me importa.

Por eso he querido apartar por el momento las efemérides, para desintoxicarme de Alcalá, para leer sobre otros temas que no sean de Alcalá, y sobre todo para dedicar mi tiempo también a mi familia.

Ahora se me está poniendo la piel de gallina al redactar esto, recordando los días que tenía apartada a la familia, y, gracias a Dios, recordando estos días que no he pensado en las efemérides y que sí he pensado en mi familia.

Pero, claro, tampoco quiero arrinconar las efemérides de forma definitiva. Y como digo siempre: «Ante un problema, una solución», he decidido tomarme las Efemérides Complutenses despacio, sin prisa. En este momento me lo he tomado como si estuviera “de vacaciones”. Dentro de unos días empezaré desde el principio, redactando efemérides despacio, meditándolas, pensándolas, y sobre todo, de forma tranquila. Y más tarde o más temprano empezaré a publicarlas otra vez. No prometo fecha, pero sí prometo no olvidaros.

Gracias por entenderme.

Hasta muy pronto.

26 de noviembre de… 1892

El 26 de noviembre de 1892 la infanta doña Isabel, hija primogénita de la reina Isabel II, visita el Monasterio Cisterciense de San Bernardo.

El Monasterio Cisterciense de San Bernardo tiene un balcón desde el cual escuchaba misa el Arzobispo de Toledo que no podía celebrarla, ya que, aunque actualmente nos parezca mentira, algunos arzobispos no fueron sacerdotes, pues antiguamente este cargo era más político que religioso. Y cuando algún rey venía a Alcalá, solía escuchar misa en la iglesia Magistral, ahora Catedral Magistral, o en el Monasterio de San Bernardo, desde ese balcón, ya que los Monarcas se alojaban en el Palacio Arzobispal y éste tenía una puerta que comunicaba con la sala del balcón del monasterio.

Y varios reyes y familiares regios visitaron este Monasterio. Se sabe que la reina Isabel II lo visitó en varias ocasiones. En 1879 lo visitó el rey Alfonso XII, y en 1880 entró en clausura su esposa, la reina María Cristina.

Y tal día como hoy de 1892 la infanta doña Isabel de Borbón y Borbón, hija primogénita de la reina Isabel II, visitó el Monasterio Cisterciense de San Bernardo de Alcalá de Henares.

En esta visita, la Infanta fue recibida como ella merecía por toda la Comunidad al completo. Recorrió todo el monasterio y también subió a la linterna de la cúpula desde donde arrojó pétalos de rosa como antiguamente hacían las novicias en el momento de la Consagración. Visitó la cocina del monasterio donde le ofrecieron y probó gustosamente la ensalada de calabaza que estaban preparando para la comida.

Dicen las crónicas que la Infanta estuvo muy cariñosa con las religiosas y que se marchó encantada por el trato recibido.

Dejó como recuerdo 500 maravedís para la Comunidad y otro tanto para los pobres.


Más efemérides del 26 de noviembre:

El 26 de noviembre de 1526 Miguel de Eguía, uno de los prolíficos impresores alcalaínos, publica la “Suma de confesión” de Fray Antonio, arzobispo de Florencia.

El 26 de noviembre de 1603 la iglesia Magistral de Alcalá de Henares firma la escritura de compra de una finca en la Serna a Francisco Alrilla.

El 26 de noviembre de 1990 se efectúa el acto de la Firma del Hermanamiento entre Alcalá y Guanajuato (México), sede anual del festival cervantino más importante del mundo.

25 de noviembre de… 1624

El 25 de noviembre de 1624 el archiduque Carlos de Austria, hermano del emperador Fernando II de Habsburgo, hace parada en Alcalá de Henares camino de Madrid, siendo recibido con grandes festejos.

Empecemos hablando de genealogía regia, para aclararnos un poco.

La reina Juana I de Castilla, llamada “la loca”, junto con Felipe I, llamado “el hermoso” tuvieron cuatro hijas y dos hijos, Carlos y Fernando (éste último nació en Alcalá de Henares).

Carlos, Rey de España, tuvo como descendiente a Felipe II, y éste a Felipe III, y éste a Felipe IV.

Por otro lado, nuestro paisano Fernando fue Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Tuvo quince hijos, pero el que nos interesa es Carlos. Éste no fue Emperador, pero entre otros hijos, tuvo a Fernando, que sí fue Emperador, como Fernando II.

Aclarada, más o menos, la genealogía regia, continuemos…

El archiduque Carlos, hermano del emperador Fernando II, viajó a España para discutir los planes de boda de la infanta María Ana, hermana del rey Felipe IV, con su primo Fernando, hijo del emperador Fernando II.

Por este motivo, el rey Felipe IV encargó a don Juan Alfonso Enríquez de Cabrera, Almirante de Castilla, que saliera camino de Guadalajara, con espléndido y riquísimo cortejo, para recibir al Archiduque y acompañarlo hasta Madrid.

La ostentosa comitiva estaba formada por trompeteros, pajes, lacayos, caballeros riquísimamente vestidos, animales de carga, dos coches magníficamente ataviados y cuatro acémilas cargadas con 60.000 ducados para los gastos del trayecto desde Guadalajara a Madrid.

Una vez llegado a Guadalajara el Archiduque fue recibido por el Almirante “con el amor y cortesía que tan gran señor pedía y merece”. Desde Guadalajara costeó todos los gastos, festejando a su Alteza hasta Madrid.

Y tal día como hoy de 1624 el archiduque Carlos de Austria, hermano del emperador Fernando II de Habsburgo, hizo parada en Alcalá de Henares camino de Madrid.

Por orden del arzobispo de Toledo Fernando de Austria, Cardenal-Infante, que a su vez era hermano del rey Felipe IV, y sobrino del archiduque Carlos, la villa de Alcalá de Henares festejó y recibió “con la majestad y grandeza que acostumbra en todas ocasiones al ilustre huésped”. El Archiduque se hospedó, como era habitual, en el Palacio Arzobispal. Y al día siguiente salió hacia Madrid.

Los gastos de este festejo no lo sufragó la villa de Alcalá, sino que salieron de los presupuestos que habían sido destinados por el Rey.

Hay que decir que la visita del archiduque Carlos tuvo un final muy inesperado, ya que murió de modo repentino, el 28 de diciembre de ese mismo año de 1624, víctima de unas fiebres contraídas a los pocos días de su llegada a Madrid.

Curiosamente el Emperador sospechó que la enfermedad de su hermano el Archiduque fue producida por una borrachera que cogió en Barcelona. Y puede que no fuese muy desencaminado, pues se sabía que tenía afición a la bebida.


Más efemérides del 25 de noviembre:

El 25 de noviembre de 1293 el arzobispo de Toledo don Gonzalo arrienda a Yehudá, hijo del almojarife de la reina, y a los judíos Meyr Mohp y Yosef Aben Lup, los derechos que le corresponden en las ferias, portazgos, paladas de pan, carnicerías y alcacerías de Alcalá y Brihuega.

El 25 de noviembre de 1768 el Consejo del Estado establece en Alcalá de Henares un curso preparatorio a la Cátedra de Filosofía Moderna.

24 de noviembre de… 1544

El 24 de noviembre de 1544 es bautizada la niña Andrea de Cervantes, hermana mayor de Miguel de Cervantes Saavedra, en la Parroquia de Santa María de Alcalá de Henares.

El matrimonio Rodrigo de Cervantes y Leonor de Cortinas tuvo siete hijos. Se llamaban Andrés, Andrea, Luisa, Miguel, Rodrigo, Magdalena y Juan. De estos, los cinco primeros nacieron en Alcalá de Henares y los dos pequeños, en Valladolid. Verdaderamente, de Juan, el pequeño, no se sabe muy bien dónde nació, si en Valladolid o en Córdoba, pues sólo se sabe de su existencia porque su padre lo nombra en el testamento.

Pero la efeméride de hoy trata de la segunda hija, ya que un día como hoy de 1544 es bautizada la niña Andrea de Cervantes, hermana mayor de Miguel de Cervantes Saavedra, en la Parroquia de Santa María de Alcalá de Henares.

En el mismo libro de bautismos donde está la partida de Miguel de Cervantes, también están inscritos los bautizos de sus hermanos complutenses.

La partida de bautismo de Andrea está en el folio 154, partida sexta, y dice:

«En veinticuatro dias del dicho mes y año susodicho (Noviembre de mil quinientos cuarenta y cuatro) fue bautizada una hija de Rodrigo de Cervantes y de doña Leonor su mujer que se llamó Andrea, fue compadre mayor Melchor Mendez y Luisa de Contreras su muger, y bautizola el señor Bachiller Serrauo».

Andrea no fue la primogénita, pero sí la mayor, ya que Andrés falleció al poco de nacer.

Fue independiente, libre, generosa, valiente, además de hermosa y amante de la buena vida.

Su primera aventura amorosa fue en Sevilla. Nicolás de Ovando, un noble, hijo de magistrado, sobrino del Vicario General de Sevilla, le prometió matrimonio. Andrea tenía veinte años, y de esa promesa nació su hija Constanza. Y con el nacimiento de Constanza nació también la primera decepción, pues la promesa de matrimonio es truncada por una suculenta suma de dinero… y este sería el camino de Andrea, amar y recibir dinero a cambio, ejerciendo el oficio más antiguo del mundo.

Andrea vivía de la costura… y de los hombres. Pero no era ella sola la única que vivía así, sino que la acompañaron su hermana Magdalena y su hija Constanza, también fieles copias de su tía María de Cervantes.

En 1586, con veinticuatro años, tuvo una relación con Juan Francisco Locatelo, un rico genovés, que terminó igual que la anterior: un generoso regalo camuflado en agradecimiento a su padre por sus servicios médicos.

Más tarde, los hermanos Alonso y Pedro Portocarreño fueron víctimas de Andrea y de su hermana Magdalena, de quienes recibirían espléndidos regalos.

Años después, Santi Ambrosio, un rico florentino, fue el compañero de Andrea, quien en 1593 pagó las exequias de su madre, Leonor de Cortinas, fallecida en octubre de ese año.

En 1604, ya sin amantes, Andrea acompañada de Magdalena van a Valladolid con su familia. Allí se ven envueltos en la muerte de Gaspar de Ezpeleta, y todos menos Magdalena van a la cárcel. En el proceso, Andrea aparece como viuda de Santi Ambrosio y Magdalena es citada como “beata”. Esto da a suponer el cambio radical que se había producido en su vida. Estuvieron pocos días en prisión, pues se demostró su inocencia.

Poco después, en 1605, la familia Cervantes viaja a Madrid. Andrea se hace llamar “viuda del general Álvaro Mendaño”, quien nunca existió. Y siguiendo los pasos de su hermana Magdalena, cambia de vida y toma el hábito de la Orden Tercera de San Francisco en junio de 1609.

Cuatro meses después, en noviembre de 1609, nuestra protagonista Andrea fallece súbitamente de calenturas, en su casa de la calle León en Madrid, a la edad de sesenta y cinco años.


Más efemérides del 24 de noviembre:

El 24 de noviembre de 1481 se funda el Beaterio de Santa Librada, actual Monasterio de Nuestra Señora de la Esperanza, más conocido como “de Santa Clara”.

El 24 de noviembre de 1553 se funda el Colegio Convento de Mínimos de Nuestra Señora de la Victoria.

El 24 de noviembre de 1567 Juan Gutiérrez toma posesión del Convento de Nuestra Señora del Carmen.

El 24 de noviembre de 1638 don Diego de Ruiz Abarca es nombrado familiar del Santo Oficio.