3 de mayo de… 1118

El 3 de mayo de 1118 el arzobispo de Toledo don Bernardo de Sedirac conquista la plaza musulmana de Al-kal’a Nahar.

Es conocido por todos que en el año 305, a las afueras de la ciudad de Complutum fueron martirizados los niños cristianos Justo y Pastor. Los complutenses cristianos recogieron sus cuerpos y levantaron una pequeña «cella martirium», una especie de altar techado, en el mismo lugar del martirio.

Con la aceptación de la religión cristiana en el Imperio Romano, estos cristianos empezaron a levantar sus casas alrededor de esta «cella», creando un pequeño burgo llamado «Alcalaga».

Con la invasión musulmana, en el año 714 éstos arrasaron Complutum y el burgo.

Luego la guarnición berebere, capitaneada por el general Soleimán, decidió no quedarse en el valle, aunque era un lugar bueno para el cultivo, sino que se situaron en un cerro a unos dos kilómetros al sur del burgo de Alcalaga, donde más tarde levantaron una fortificación, que llamaron «Al-kal’a Nahar».

Con la reconquista, en 1085 los cristianos tomaron el núcleo urbano del valle, el Burgo de Alcalaga, a la vez que Toledo, Guadalajara y Madrid.

Pero tuvieron que pasar treinta y tres años más para conquistar definitivamente la fortaleza del cerro.

Y tal día como hoy de 1118 el arzobispo de Toledo don Bernardo de Sedirac conquista la plaza musulmana de Al-kal’a Nahar.

Las tropas del Arzobispo estaban enclavadas en un cerro vecino al castillo, que los musulmanes llamaban «Pico del mal vecino».

Según cuenta la leyenda, este 3 de mayo de 1118, mientras las tropas cristianas estaban rezando para más tarde invadir la fortaleza musulmana, una gran cruz de luz se apareció en lo alto del cerro donde estaba situada la fortaleza.

Esta cruz les dio la fuerza moral suficiente para atacar, ya que pensaron que la cruz de Jesucristo los estaba iluminando como anuncio de la victoria.

Ese mismo día los musulmanes huyeron definitivamente de su fortaleza de Al-kal’a Nahar.

Desde ese momento, a ese cerro se le llamó el «Cerro de la Vera Cruz» y una ermita de este nombre recordó el milagro.

En el transcurso del tiempo se edificaron otras ermitas: la del Ecce Homo, Santo Sepulcro, Nuestra Señora de la Paz, San Jerónimo y San Juan Bautista. Ninguna de ellas queda en la actualidad, pero se han encontrado los cimientos de algunas. Por el recuerdo de una de estas ermitas, también se le conoce como el «Cerro del Ecce Homo».


Más efemérides del 3 de mayo:

El 3 de mayo de 1723 se acuerda sacar en procesión de rogativas al Cristo de los Doctrinos.

El 3 de mayo de 1961 se inauguran los nuevos locales de la ONCE en la calle Santiago de Alcalá de Henares.

10 de febrero de… 1129

El 10 de febrero de 1129 el rey Alfonso VII y la reina doña Berenguela donan las tierras complutenses al Arzobispado de Toledo.

En junio de 714 la ciudad romana de Complutum fue ocupada por los árabes. Luego una guarnición berebere, capitaneada por el general Soleimán, se situó en el cerro del Ecce Homo donde más tarde levantaron la fortificación llamada Al-kal’a en Nahar.

En mayo de 1118 el arzobispo de Toledo don Bernardo de Seridac conquistó la plaza musulmana de Al-kal’a en Nahar para la Corona de Castilla.

El arzobispo Bernardo de Seridac falleció en 1124 y le sucedió en la Cátedra Toledana don Raimundo de Sauvetat

Y tal día como hoy de 1129, once años después de la conquista, el rey Alfonso VII y la reina doña Berenguela donan las tierras complutenses al Arzobispado de Toledo, convirtiéndose el arzobispo don Raimundo de Sauvetat en el primer Señor de Alcalá.

La primero villa y luego ciudad de Alcalá de Henares dependió de los Arzobispos de Toledo durante setecientos cincuenta y seis años, ya que en julio de 1885 se separaron al crearse el Obispado de Madrid-Alcalá.

El texto de la donación de Alcalá al Arzobispado de Toledo reza así:

«Yo el Rey Don Alfonso, juntamente con la Reyna mi mujer, Doña Berenguela, siguiendo la costumbre loable de nuestros predecesores, hago libre voluntaria donación a la Santa Iglesia de Toledo, consagrada a María Señora Nuestra, y a Vos su Arzobispo don Raymundo, y a todos sus Prebendados Canónigos que en ella religiosos sirven, del Castro que ahora se dice Alcalá, pero antiguamente Compluto, con todos sus términos antiguos y que tuvo cuando más floreció, así en tiempos de los Sarracenos como el de nuestro abuelo, de buena memoria, Rey Alfonso; conviene a saber, con las Tierras, Prados, Ríos, Pesquerías, Viñas, Huertas, Montes, Árboles frutosos y silvestres, Villas, Aldeas, como pertenecen al Real Derecho; y así de todo os hago donación y a vuestros Sucesores, por las almas de mis Padres, y remisión de mis culpas, para que lo poseáis, y los pobléis y lo tengáis por juro de heredad perpetuamente, etc. Fecha esta Carta al cuarto día de los Idus de febrero, en la Era mil ciento y sesenta y cuatro. Yo Don Alfonso, por la gracias de Dios Emperador de España, lo que mandé hacer, lo confirmo con perpetua firmeza. Sello real. Raymundo, arzobispo de Toledo lo confirmó. Siguen firmas… Pelayo Ariz, escribano real, lo escribió y lo confirmó».


Más efemérides del 10 de febrero:

El 10 de febrero de 1771 el rey Carlos III otorga las Ordenanzas para Alcalá de Henares.

3 de mayo de… 1118

El 3 de mayo de 1118 el arzobispo de Toledo don Bernardo de Sedirac conquista la plaza musulmana de Al-kal’a Nahar.

Es conocido por todos que en el año 305, a las afueras de la ciudad de Complutum fueron martirizados los niños cristianos Justo y Pastor. Los complutenses cristianos recogieron sus cuerpos y levantaron una pequeña “cella martirium”, una especie de altar techado, en el mismo lugar del martirio.

Con la aceptación de la religión cristiana en el Imperio Romano, estos cristianos empezaron a levantar sus casas alrededor de esta “cella”, creando un pequeño burgo llamado Alcalaga.

Con la invasión musulmana, en el año 714 éstos arrasaron Complutum y el burgo.

Luego la guarnición berebere, capitaneada por el general Soleimán, decidió no quedarse en el valle, aunque era un lugar bueno para el cultivo, sino que se situaron en un cerro a unos dos kilómetros al sur del burgo de Alcalaga, donde más tarde levantaron una fortificación, que llamaron Al-kal’a Nahar.

Con la reconquista, en 1085 los cristianos tomaron el núcleo urbano del valle, el Burgo de Alcalaga, a la vez que Toledo, Guadalajara y Madrid.

Pero tuvieron que pasar treinta y tres años más para conquistar definitivamente la fortaleza del cerro.

Y tal día como hoy de 1118 el arzobispo de Toledo don Bernardo de Sedirac conquista la plaza musulmana de Al-kal’a Nahar.

Las tropas del Arzobispo estaban enclavadas en un cerro vecino al castillo, que los musulmanes llamaban “Pico del mal vecino”.

Según cuenta la leyenda, este 3 de mayo de 1118, mientras las tropas cristianas estaban rezando para más tarde invadir la fortaleza musulmana, una gran cruz de luz se apareció en lo alto del cerro donde estaba situada la fortaleza.

Esta cruz les dio la fuerza moral suficiente para atacar, ya que pensaron que la cruz de Jesucristo los estaba iluminando como anuncio de la victoria.

Ese mismo día los musulmanes huyeron definitivamente de su fortaleza de Al-kal’a Nahar.

Desde ese momento, a ese cerro se le llamó el “Cerro de la Vera Cruz” y una ermita de este nombre recordó el milagro.

En el transcurso del tiempo se edificaron otras ermitas: la del Ecce Homo, Santo Sepulcro, Nuestra Señora de la Paz, San Jerónimo y San Juan Bautista. Ninguna de ellas queda en la actualidad, pero se han encontrado los cimientos de algunas. Por el recuerdo de una de estas ermitas, también se le conoce como el “Cerro del Ecce Homo”.


Más efemérides del 3 de mayo:

El 3 de mayo de 1723 se acuerda sacar en procesión de rogativas al Cristo de los Doctrinos.

El 3 de mayo de 1961 se inauguran los nuevos locales de la ONCE en la calle Santiago de Alcalá de Henares.

10 de febrero de… 1129

El 10 de febrero de 1129 el rey Alfonso VII y la reina doña Berenguela donan las tierras complutenses al Arzobispado de Toledo.

En junio de 714 la ciudad romana de Complutum fue ocupada por los árabes. Luego una guarnición berebere, capitaneada por el general Soleimán, se situó en el cerro del Ecce Homo donde más tarde levantaron la fortificación llamada Al-kal’a en Nahar.

En mayo de 1118 el arzobispo de Toledo don Bernardo de Seridac conquistó la plaza musulmana de Al-kal’a en Nahar para la Corona de Castilla.

El arzobispo Bernardo de Seridac falleció en 1124 y le sucedió en la Cátedra Toledana don Raimundo de Sauvetat

Y tal día como hoy de 1129, once años después de la conquista, el rey Alfonso VII y la reina doña Berenguela donan las tierras complutenses al Arzobispado de Toledo, convirtiéndose el arzobispo don Raimundo de Sauvetat en el primer Señor de Alcalá.

La primero villa y luego ciudad de Alcalá de Henares dependió de los Arzobispos de Toledo durante setecientos cincuenta y seis años, ya que en julio de 1885 se separaron al crearse el Obispado de Madrid-Alcalá.

El texto de la donación de Alcalá al Arzobispado de Toledo reza así:

«Yo el Rey Don Alfonso, juntamente con la Reyna mi mujer, Doña Berenguela, siguiendo la costumbre loable de nuestros predecesores, hago libre voluntaria donación a la Santa Iglesia de Toledo, consagrada a María Señora Nuestra, y a Vos su Arzobispo don Raymundo, y a todos sus Prebendados Canónigos que en ella religiosos sirven, del Castro que ahora se dice Alcalá, pero antiguamente Compluto, con todos sus términos antiguos y que tuvo cuando más floreció, así en tiempos de los Sarracenos como el de nuestro abuelo, de buena memoria, Rey Alfonso; conviene a saber, con las Tierras, Prados, Ríos, Pesquerías, Viñas, Huertas, Montes, Árboles frutosos y silvestres, Villas, Aldeas, como pertenecen al Real Derecho; y así de todo os hago donación y a vuestros Sucesores, por las almas de mis Padres, y remisión de mis culpas, para que lo poseáis, y los pobléis y lo tengáis por juro de heredad perpetuamente, etc. Fecha esta Carta al cuarto día de los Idus de febrero, en la Era mil ciento y sesenta y cuatro. Yo Don Alfonso, por la gracias de Dios Emperador de España, lo que mandé hacer, lo confirmo con perpetua firmeza. Sello real. Raymundo, arzobispo de Toledo lo confirmó. Siguen firmas… Pelayo Ariz, escribano real, lo escribió y lo confirmó».


Más efemérides del 10 de febrero:

El 10 de febrero de 1771 el rey Carlos III otorga las Ordenanzas para Alcalá de Henares.