25 de abril de… 1620

El 25 de abril de 1620 se realiza una solemne procesión presidida por el rey Felipe III, su esposa Margarita de Austria-Estiria y los Infantes para depositar las Sagradas Formas en la capilla del Evangelio del templo del Colegio Máximo de la Compañía de Jesús.

El milagro de las Sagradas Formas tiene su origen en 1597, cuando el jesuita Padre Juan Juarez, en plena confesión, recibe un envoltorio con 26 Formas Consagradas, conseguidas por robos sacrílegos de iglesias de Alcalá.

Ante el peligro de poder estar envenenadas, los jesuitas decidieron guardarlas «en un lugar decente» hasta su descomposición total.

Transcurrido el tiempo comprobaron que estaban intactas. Decidieron guardarlas en un lugar húmedo, junto a otras formas sin consagrar. A los pocos meses, éstas últimas se habían descompuesto mientras que las que habían sido entregadas en la confesión permanecían como recién hechas.

En 1608 el Padre Bartolomé Pérez, Provincial de la Orden, ordenó su traslado al altar mayor de la iglesia del Colegio, donde quedaron en el mismo paquete de papel que las contenía desde el principio.

En 1615 el Padre Luis de la Palma, el nuevo Provincial de la Orden, visitó las Sagradas Formas, levantando testimonio de su perfecta conservación. Así creció la fama de milagro, hasta que en julio de 1619 se declaró oficialmente por un Decreto el milagro como tal. El Decreto lo firmó el Doctor Cristóbal de la Cámara, Canónigo Magistral de Sagrada Escritura en la Santa Iglesia de Toledo, Calificador del Santo Oficio de la Inquisición, Vicario General del Arzobispado de Toledo, ante el notario don Juan Hurtado.

Y tal día como hoy de 1620 las Sagradas Formas fueron sacadas procesionalmente por primera vez.

Se había terminado de construir la iglesia del Colegio Máximo de la Compañía de Jesús, y los padres Jesuitas tuvieron la idea de inaugurarla con la traslación solemne de las Santas Formas al templo.

A este acto asistieron el rey Felipe III junto a su esposa la reina Margarita de Austria-Estiria y los Infantes sus hijos, acompañados por el Cabildo de la Iglesia Magistral, el Claustro de la Universidad, el Ayuntamiento, las Órdenes religiosas y un gran número de habitantes de la villa y de los pueblos colindantes.

La procesión recorrió las principales calles de la villa de Alcalá. Una vez terminada, las Sagradas Formas fueron colocadas en el Sagrario de la capilla primera de la iglesia de los Jesuitas. Esta capilla estaba, y está, al lado del Evangelio, es decir, a la izquierda del altar mayor.

Cuatro años después, en febrero de 1624, fueron trasladadas a una custodia de planta donada por el cardenal Agustín Espínola, Arzobispo de Sevilla y Santiago.


Más efemérides del 25 de abril:

El 25 de abril de 1624 comienzan las obras del Colegio de Colegio de San Ciriaco y Santa Paula, conocido popularmente como el Colegio de Málaga.

El 25 de abril de 1926 el general Primo de Rivera visita Alcalá de Henares para presidir un acto militar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s