8 de diciembre de… 1759

El 8 de diciembre de 1759 el rey Carlos III viene de Nápoles para hacerse cargo de la Corona de España, llega a Alcalá y en el Palacio Arzobispal no hay siquiera camas para dormir.

Fallecido el rey Fernando VI en agosto de 1759, sin descendencia, la corona de España fue a parar a su hermano Carlos, que tomaría por nombre Carlos III.

En ese momento Carlos era Rey de Nápoles y Sicilia. En octubre de ese mismo año manifestó en plena corte su última voluntad como rey y se embarcó para venir a España.

Llegó a Barcelona el 17 de octubre siendo recibido por grandes aclamaciones y muestras de entusiasmo, las cuales se repitieron en todos los lugares por donde pasó hasta Madrid… ¿En todos los lugares? La verdad es que no.

Al anochecer del 8 de diciembre de 1759 llegó el nuevo rey Carlos III junto a su familia a la ciudad de Alcalá de Henares, de la que no se llevó una buena impresión.

A su llegada se dirigieron al Palacio Arzobispal siendo arzobispo en esa época Luis Antonio Fernández de Córdoba Portocarrero, Conde de Teba, que no tenía ni tuvo ninguna relación con Alcalá y por tanto ni con su Palacio.

Al llegar el séquito regio al Palacio lo encontraron en unas condiciones deplorables de mobiliario, ya que no había ni una silla para poder sentarse ni una mesa en la que poder dejar su equipaje de mano. Es más tuvieron que poner sobre el suelo las lámparas que tenuemente iluminaban esas habitaciones destartaladas.

Solo había una cama destinada a Rey, y como éste vino acompañado de sus hijos, tuvieron que utilizar el colchón del lecho del Rey para las dos infantas y José de Guzmán y Guevara, Conde de Oñate, que en ese momento era el Sumiller de Corps, es decir, el encargado del cuidado de la persona y las habitaciones del Rey, cedió otro colchón para los infantes pequeños.

Los adultos tuvieron que pasar la noche en unas sillas que en ese momento llevaron a Palacio.

¿Por qué estaba el Palacio Arzobispal tan descuidado y destartalado, cuando el Arzobispo sabía que el Rey iba a ser su huésped en Alcalá? ¿Cómo la Municipalidad consintió que el Monarca fuese recibido de tal manera, conociendo el itinerario del séquito regio?

Primero hay que recordar, como he dicho antes, que el Arzobispo nunca tuvo relación con nuestra ciudad, por tanto no sabría cómo estaba su Palacio.

Y quiero pensar que como la situación entre el Concejo y la Universidad era de enemistad, con enfrentamientos casi a diario, puede ser que se olvidaran de la visita del rey Carlos III y su familia.


Más efemérides del 8 de diciembre:

El 8 de diciembre de 1542 es bautizado el niño Andrés de Cervantes, hermano mayor de Miguel de Cervantes Saavedra, en la Parroquia de Santa María de Alcalá de Henares.

El 8 de diciembre de 1856 se abre el Colegio de las Madres Filipenses en la calle de las Damas.

El 8 de diciembre de 1937 un fuerte bombardeo destruye el Convento de Dominicas de Santa Catalina de Siena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s