4 de diciembre de… 1788

El 4 de diciembre de 1788 se inaugura la actual Puerta de Madrid, construida a expensas del cardenal Lorenzana.

Se sabe que Alcalá de Henares estaba rodeada de una muralla que fue ampliándose poco a poco según iba creciendo el burgo medieval.

El primer recinto se le atribuye al arzobispo de Toledo Rodrigo Ximénez de Rada, a principios del siglo XIII. Casi dos siglos después, a finales del XIV, el arzobispo Pedro Tenorio amplió la muralla hacia el Este, llevando la Puerta de Guadalajara, que estaba al final de la calle Mayor de la Judería, al final de la calle de los Libreros. Y el cardenal Cisneros, a principios del siglo XVI, amplió algo de la muralla por el Sureste, al crear su “ciudad universitaria”.

Y lógicamente la muralla tenía puertas por donde salía y entraba la gente, que solían ser torres con el acceso en la parte inferior.

Las principales puertas estuvieron situadas en los puntos cardinales: Al Norte, la Puerta de Burgos; al Sur, la Puerta del Vado; al Este, la Puerta de Guadalajara; y al Oeste, la Puerta de Madrid.

Además de estas puertas principales había otras de menor importancia, como la Puerta de San Julián, la Puerta de las Tenerías, que luego se llamó Puerta de los Aguadores, el Postigo de Santa Ana y el Postigo de Judíos, que luego se llamó Puerta de Santiago.

Poco a poco, con el transcurso del tiempo, las murallas y las puertas fueron desapareciendo al ir creciendo la ciudad.

La Puerta de Madrid iba a ser demolida en los años 70 del siglo XVIII, pero el arzobispo de Toledo cardenal Francisco Antonio Lorenzana la sustituyó por otra puerta nueva, la que actualmente podemos contemplar.

Para ello pidió al arquitecto municipal Antonio Juana de Jordán que trazara los planos. Éste diseñó una puerta de estilo neoclásico, que estaba muy extendido por toda España en ese siglo.

La puerta la planteó de tres cuerpos, estando los laterales rematados por unas bolas. Estos lados exteriores tenían unos vanos adintelados, es decir, los huecos tienen la parte superior recta, y el cuerpo central lo diseñó con un vano con arco de medio punto, es decir, el hueco central no tiene la parte superior recta, sino que tiene un arco. En este cuerpo central colocó a los lados unas pilastras y en la parte superior, un frontón triangular.

Debajo del frontón triangular puso unas lápidas de piedra con unos textos. En el lado que da hacia Madrid pone: “Reinando Carlos III. Año de MDCCLXXXVIII”. Y en el lado que da hacia Guadalajara pone: “A expensas del Arzobispo de Toledo el Excmo. Señor D. Francisco Antonio Lorenzana”.

Esta puerta está alineada con la puerta que el rey Carlos III encargó al arquitecto Francisco Sabatini para Madrid, con el nombre de Puerta de Alcalá, que se construyó en 1778, diez años antes que nuestra puerta, ya que tal día como hoy de 1788 se inauguró en Alcalá de Henares la actual Puerta de Madrid, construida a expensas del cardenal Lorenzana.


Más efemérides del 4 de diciembre:

El 4 de diciembre de 1300 el arzobispo de Toledo don Gonzalo Díaz Palomeque ordena que no se ponga pleito contra los alcalaínos si la deuda no llega a 500 maravedís.

El 4 de diciembre de 1496 el cardenal Cisneros preside el Concilio Diocesano celebrado en Alcalá de Henares.

El 4 de diciembre de 1912 don Demetrio Alonso Castrillo, Gobernador Civil de la provincia, aprueba las Ordenanzas Municipales de la ciudad de Alcalá de Henares.

El 4 de diciembre de 1933 se inician las clases en el Instituto de Segunda Enseñanza “Complutense” en los edificios de la antigua Universidad de Alcalá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s