28 de noviembre de… 1905

El 28 de noviembre de 1905 se inaugura el Colegio Convento de Religiosas Adoratrices en Alcalá de Henares.

En 1809 nació en Madrid la aristócrata María de la Soledad Micaela Desmoisières López de Dicastillo, Vizcondesa de Jorbalán, Condesa de la Vega del Pozo, Duquesa de Sevillano, entre otros títulos.

Estos tratamientos eran para ella, aunque muy honrosos, no tanto como el que ella colocara sobre sí, ya que se dedicó toda su vida a fundar casas para necesitados y enfermos, a los que personalmente asistía y confortaba.

Creó la Congregación de Reliosas Adoratrices, Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad, tomando ella el nombre de Madre Sacramento.

En 1862 la ciudadanía de Alcalá de Henares solicitó la presencia de la Madre Sacramento para ofrecerla una casa como residencia de sus Hijas, en la finca que se llamaba de San Juan de Dios. El problema fue que sus dueños fijaron el precio de la casa en 100.000 reales y las religiosas no pudieron reunir tal cantidad de dinero.

Tres años después, en 1865 falleció la Madre Sacramento con el disgusto de no poder haber fundado la casa de Alcalá.

Cuarenta años después de su fallecimiento, en 1905, el Padre Adolfo de Bárcenas, filipense del Oratorio de Alcalá de Henares, consiguió de la Generala de la Congregación de Religiosas Adoratrices la fundación de un nuevo colegio en unas casas de doña Soledad Armento y Campuzano, que tenía en el Paseo de la Estación. En estas casas ya existía un colegio para niños pobres.

Y tras la construcción del nuevo edificio, tal día como hoy de 1905 se inauguró el Colegio Convento de Religiosas Adoratrices en Alcalá de Henares.

El edificio tiene una fachada de ladrillo de estilo neogótico ligeramente retranqueada. Tras él hay un amplio zaguán que originalmente sirvió de templo del colegio, hasta que se construyó el actual.

La iglesia es de estilo ecléctico con influencia modernista, de planta de salón, decorada con catorce grandes cuadros que representan el Vía Crucis, obra del pintor Francesc Vayreda i Casabò, de principios del siglo XX, y un lienzo de Santo Tomás de Villanueva, del siglo XVII.

Esta iglesia se salvó de su destrucción en la Guerra Civil. Durante la contienda, el convento se convirtió en Hospital de Sangre y el templo en comedor. Y curiosamente las pinturas fueron conservadas por la acción del director del Hospital, ya que puso un cartel que decía:

«Camaradas. Aunque arte religioso, este edificio es una magnífica muestra del arte español y merece ser preservado».

Desgraciadamente no se conoce el nombre de este Director que consiguió que no se perdiera la belleza de este templo.


Más efemérides del 28 de noviembre:

El 28 de noviembre de 1657 se organiza un gran certamen poético en la Universidad de Alcalá con motivo del nacimiento del príncipe Felipe Próspero.

El 28 de noviembre de 1777 el rey Carlos III firma una Real Orden para que se cubran los puestos vacantes de la administración municipal de Alcalá de Henares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s