25 de noviembre de… 1624

El 25 de noviembre de 1624 el archiduque Carlos de Austria, hermano del emperador Fernando II de Habsburgo, hace parada en Alcalá de Henares camino de Madrid, siendo recibido con grandes festejos.

Empecemos hablando de genealogía regia, para aclararnos un poco.

La reina Juana I de Castilla, llamada “la loca”, junto con Felipe I, llamado “el hermoso” tuvieron cuatro hijas y dos hijos, Carlos y Fernando (éste último nació en Alcalá de Henares).

Carlos, Rey de España, tuvo como descendiente a Felipe II, y éste a Felipe III, y éste a Felipe IV.

Por otro lado, nuestro paisano Fernando fue Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Tuvo quince hijos, pero el que nos interesa es Carlos. Éste no fue Emperador, pero entre otros hijos, tuvo a Fernando, que sí fue Emperador, como Fernando II.

Aclarada, más o menos, la genealogía regia, continuemos…

El archiduque Carlos, hermano del emperador Fernando II, viajó a España para discutir los planes de boda de la infanta María Ana, hermana del rey Felipe IV, con su primo Fernando, hijo del emperador Fernando II.

Por este motivo, el rey Felipe IV encargó a don Juan Alfonso Enríquez de Cabrera, Almirante de Castilla, que saliera camino de Guadalajara, con espléndido y riquísimo cortejo, para recibir al Archiduque y acompañarlo hasta Madrid.

La ostentosa comitiva estaba formada por trompeteros, pajes, lacayos, caballeros riquísimamente vestidos, animales de carga, dos coches magníficamente ataviados y cuatro acémilas cargadas con 60.000 ducados para los gastos del trayecto desde Guadalajara a Madrid.

Una vez llegado a Guadalajara el Archiduque fue recibido por el Almirante “con el amor y cortesía que tan gran señor pedía y merece”. Desde Guadalajara costeó todos los gastos, festejando a su Alteza hasta Madrid.

Y tal día como hoy de 1624 el archiduque Carlos de Austria, hermano del emperador Fernando II de Habsburgo, hizo parada en Alcalá de Henares camino de Madrid.

Por orden del arzobispo de Toledo Fernando de Austria, Cardenal-Infante, que a su vez era hermano del rey Felipe IV, y sobrino del archiduque Carlos, la villa de Alcalá de Henares festejó y recibió “con la majestad y grandeza que acostumbra en todas ocasiones al ilustre huésped”. El Archiduque se hospedó, como era habitual, en el Palacio Arzobispal. Y al día siguiente salió hacia Madrid.

Los gastos de este festejo no lo sufragó la villa de Alcalá, sino que salieron de los presupuestos que habían sido destinados por el Rey.

Hay que decir que la visita del archiduque Carlos tuvo un final muy inesperado, ya que murió de modo repentino, el 28 de diciembre de ese mismo año de 1624, víctima de unas fiebres contraídas a los pocos días de su llegada a Madrid.

Curiosamente el Emperador sospechó que la enfermedad de su hermano el Archiduque fue producida por una borrachera que cogió en Barcelona. Y puede que no fuese muy desencaminado, pues se sabía que tenía afición a la bebida.


Más efemérides del 25 de noviembre:

El 25 de noviembre de 1293 el arzobispo de Toledo don Gonzalo arrienda a Yehudá, hijo del almojarife de la reina, y a los judíos Meyr Mohp y Yosef Aben Lup, los derechos que le corresponden en las ferias, portazgos, paladas de pan, carnicerías y alcacerías de Alcalá y Brihuega.

El 25 de noviembre de 1768 el Consejo del Estado establece en Alcalá de Henares un curso preparatorio a la Cátedra de Filosofía Moderna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s