8 de noviembre de… 1517

El 8 de noviembre de 1517 fallece el cardenal Francisco Jiménez de Cisneros, fundador de la Universidad de Alcalá, en Roa (Burgos).

Hoy, en vez de explicar la efeméride, os voy a poner el capítulo sobre este acontecimiento de mi libro “Complutenses por el tiempo” que verá la luz dentro de poco tiempo.


Hoy, 8 de noviembre de 1517, nos hemos trasladado a Roa, villa de la provincia de Burgos, siguiendo los pasos del cardenal Francisco Jiménez de Cisneros.

Como sabrán, tras la muerte del rey Fernando II de Aragón acaecida en el año 1516, por disposición testamentaria, el cardenal Cisneros ha sido nombrado Presidente del Consejo de Regencia de Castilla hasta que el príncipe Carlos de Gante venga a España para ocupar el trono. Parece ser que el príncipe está deseoso de reinar pero sus consejeros, no. Por eso han retardado su llegada a España más de año y medio. Al final ha desembarcando en el puerto de Tazones, parroquia del concejo asturiano de Villaviciosa, el 19 de septiembre de este año. Como era de predecir, aunque el príncipe le ha dado licencia para que se retire a su diócesis a descansar de las fatigas de su laboriosa vida, el cardenal Cisneros ha salido a su encuentro sin demora. Al final han acordado encontrarse en el pueblo de Mojados, cerca de Valladolid, pero se ha hecho un alto en el camino en Roa para que descanse el Prelado.

En estos momentos estamos en la casa principal de un abogado, cuyo nombre no nos ha sido facilitado, en la puerta de la estancia donde se encuentra en cama el anciano cardenal Cisneros. Junto a él vemos que se encuentran don Pedro de Lerma, que es el abad de la Colegiata de Alcalá de Henares, el arcediano Antonio Rodríguez, el doctor don Fernando de Balbás y varios religiosos franciscanos. Según hemos sido informados, el cardenal ha recibido el Santísimo Sacramento de la Eucaristía y después han cerrado la puerta para recibir la confesión y la santa extremaunción.

Acaban de abrir la puerta de la estancia y vemos al cardenal con un crucifijo en las manos. Él lo está mirando y entre suspiros oímos que está pidiendo perdón por sus pecados, invocando en su ayuda a su madre, María Santísima, y a otros santos. Nos vamos a quedar en silencio pues parece que va a decir algo en voz alta.

—In te Domine esperavi; non confunda in eternum. (1)

Son las tres y media de la tarde. Hemos de informar que en estos momentos ha dado fin a su vida este varón incomparable en quien se han visto unidas las armas y las letras, la humildad y la púrpura, la santidad y el gobierno político, la severidad y el agrado, las ocupaciones y la sabiduría, la observancia religiosa y la majestad, la liberalidad para los pobres y la parsimonia para consigo.

Vemos que están hablando a un lado los religiosos. Sí, parece que un fraile se acerca a donde estamos situados.

—Perdonen, vamos a cerrar la puerta porque han de vestir de pontifical al Cardenal y le van a sentar en una silla para que la gente le bese la mano.

—Perdone, hermano, según hemos entendido su deseo era que se le vistiera con el sayal franciscano.

—Exacto, pero sobre él le colocaremos los ornamentos pontificales de su jerarquía eclesiástica como corresponde.

—Su deseo era que le embalsamen. ¿Lo van hacer?

—Eso no lo puedo decir a ciencia cierta, pero seguramente, sí, le embalsamaremos. Ahora, si me disculpan…

—Muchas gracias, hermano.

Acaban de cerrar la puerta para prepararle. Seguramente el cuerpo del Cardenal estará varios días en esta localidad de Roa hasta que dispongan el viaje para su vuelta a la villa de Alcalá de Henares, donde el propio prelado ha mandado que sea enterrado.

Para «Complutenses por el tiempo», Juan de Martín.

(1) A ti, Señor, me acojo; no quede yo nunca defraudado. (Salmo 31).


Más efemérides del 8 de noviembre:

El 8 de noviembre de 1661 el Ayuntamiento de Alcalá de Henares solicita por segunda vez el Título de Ciudad.

El 8 de noviembre de 1776 reforman las Ordenanzas de los colegios menores de la Universidad de Alcalá, suavizando la vida en ellos.

El 8 de noviembre de 2005 se termina la construcción de la Torre Garena de Alcalá de Henares, con la firma del Certificado de Final de Obra por los arquitectos Joaquín Pallas y Gonzalo Bárcenas y los arquitectos técnicos Narciso Montero y Mª Teresa Serrano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s