9 de octubre de… 1547

El 9 de octubre de 1547 es bautizado el niño Miguel de Cervantes en la Parroquia de Santa María la Mayor de Alcalá de Henares.

Como en el día de hoy ya he explicado otra efeméride, ahora, en vez de explicar ésta, os voy a poner el capítulo sobre esta efeméride de mi libro “Complutenses por el tiempo” que verá la luz dentro de poco tiempo.


Hoy domingo, 9 de octubre de 1547, nos encontramos en la calle de la Imagen de Alcalá de Henares, pues mucha gente nos ha preguntado por el origen del nombre de esta calle, y estamos aquí, en la propia calle, para explicarlo.

Como comprobarán, esta calle une la Mayor con la de Santiago. Y se llama así porque, si miramos dirección a la Parroquia de Santiago Matamoros, a mano diestra, enfrente de la llamada Casa de Juan de Arenillas, está la hospedería de los Padres Jerónimos y en su fachada hay una imagen de Nuestra Señora de Gualalupe. Por esta imagen viene el nombre de la calle.

Pero, ¿qué está pasando? Estamos oyendo el llanto de un bebé. De la segunda casa del principio de la calle salen dos señores con un bulto de donde sale el lastimero llanto. Uno es vecino de la villa. Es el triste y sordo Rodrigo de Cervantes, curador de profesión. La persona que le acompaña es su amigo Juan Pardo. Vamos a seguirles a ver dónde van y qué van a hacer con la criatura.

Se dirigen hacia la soportalada calle Mayor y giran dirección a la plaza del Mercado. Van deprisa. Debe ser que les están esperando en algún sitio. Ya han llegado a la plaza y parece que se encaminan hacia la Parroquia de Santa María la Mayor. Vemos que el sol dora la fachada de la iglesia y de los caserones de la calle de Roma. En estos momentos están entrando por la puerta del templo. Vamos a pasar detrás de ellos.

Ya estamos dentro del templo. Está casi a oscuras. Es una iglesia pequeña y está casi ruinosa. La capilla mayor sólo tiene un altar. Vemos a un grupo de personas debajo de la torre, alrededor de la pila bautismal de la Parroquia. Son solamente cuatro personas contando con el bachiller Bartolomé Serrano, el sacerdote que, suponemos, oficiará el bautizo de la criatura y el sacristán Baltasar Vázquez.

Parece que ya ha empezado el rito del bautismo. Juan Pardo tiene al infante entre sus brazos y le acerca a la pila bautismal. No queremos acercarnos para no molestar.

Michael, ego baptizo in nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti.

Por lo que hemos entendido, el niño se llama Miguel. Mientras el Vicario de Santa María la Mayor ha dicho estas palabras, ha echando agua por la cabeza el niño en tres ocasiones. Ahora continuará el ritual con la unción del santo crisma, la imposición de la vestidura blanca y la entrega del cirio.

Benedictio Dei Omnipotentis, Patris, et Filii, et Spiritus Sancti descendat super vos et maneat semper.

Amen.

Vos can vado in pace.

Deo gratias.

Ya ha terminado este breve, sencillo y, desde nuestro punto de vista, pobre bautizo del niño Miguel, hijo de Rodrigo de Cervantes y de su mujer Leonor de Cortinas.

Y mientras el sacristán está guardando todos los objetos litúrgicos de la ceremonia, los demás se ha ido hacia la sacristía. Vamos a acercarnos en silencio para no llamar la atención y así ver qué está pasando.

El bachiller Serrano ha sacado un libro de un cajón, que suponemos que es el de registros de bautizos.

—Ahora tengo que anotar la partida correspondiente. Juan, al final no ha venido tu mujer Ana de Villareal.

—No, Reverendo. No ha podido venir.

—No te preocupes. No pasa nada.

En estos momentos está escribiendo en el libro.

—Ya está todo. Al final he dudado si poner a Baltasar como compadre, pero también necesitábamos un testigo. Os leo lo que he escrito: «Domingo, nueve días del mes de otubre, año del Señor de mil e quinyentos e quarenta e siete años, fue baptizado Myguel, hijo de Rodrigo de Cervantes y su mujer doña Leonor. Fueron sus compadres Juan Pardo;» aquí es donde he dudado qué hacer. Sigo: «baptizole el reverendo señor bachiller Serrano, cura de Nuestra Señora. Testigos: Baltasar Vázquez, sacristán, y yo, que le baptizé y firmé en mi nombre. El bachiller Serrano». Y, como veis, he plasmado mi rúbrica.

—Muchas gracias, Reverendo Serrano.

—No hay de qué, Rodrigo. Lo importante es que ya tenemos a un cristiano más en el mundo.

Por nuestra parte, no hay nada más que decir. Como ya hemos oído de boca del bachiller Serrano, hoy, 9 de octubre de 1547, ha sido bautizado el niño Miguel de Cervantes en la Parroquia de Santa María la Mayor de Alcalá de Henares.

Para «Complutenses por el tiempo», Juan de Martín.

Anuncios

Un comentario en “9 de octubre de… 1547

  1. Uli

    Juan como siempre aprendiendo un poco más de la vida de este nuestro ilustre escritor y también sigo conociendo más la ciudad en la que vivo.
    Espero ser una de las afortunada de tener tu libro en las manos cuando se publique..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s