6 de agosto de… 305

El 6 de agosto de 305 mueren degollados los Santos Niños Justo y Pastor en la ciudad de Complutum, actual Alcalá de Henares.

La expansión de la religión cristiana dentro del Imperio Romano no sentó muy bien a los emperadores porque parecía que podría socavar el poder imperial. Por eso, en febrero de 303 el augusto Marco Aurelio Valerio Diocleciano y su cesar Galerio redactaron un Edicto en el que se ordenaba la destrucción de templos y libros sagrados cristianos en todo el Imperio.

Este edicto no tuvo muchas consecuencias graves  pues se entre lee que Diocleciano no pensaba ejercer una represión sangrienta contra los cristianos. Pero un cristiano de Nicomedia, ciudad donde residía Diocleciano, quemó en público el Edicto, siendo apresado y condenado a muerte en la hoguera. También se produjeron dos incendios en el palacio imperial, lo que potenció la enemistad con los cristianos.

A raíz de estos sucesos, en primavera de 304 se publicó un nuevo Edicto que decía que los cristianos debían abjurar su fe cristiana y sacrificar ofrendas a los dioses romanos o morir. Por este Edicto se extendió una feroz represión contra los cristianos por todo el Imperio.

En lo que se refiere a España, al prefecto Publio Daciano se le encomendó la comisión para cumplir el Edicto por toda Hispania.

Daciano llegó a Barcelona en julio del año 304, con el resultado del martirio de San Cucufate y San Félix el Africano. En octubre del mismo año llegó a Gerona donde fueron martirizados el obispo Poncio y San Narciso. En noviembre sufriría martirio el obispo de Barcelona Severo. En enero del año siguiente, 305, mueren mártires el diacono San Víctor y Santa Aquilina y en febrero Santa Eulalia de Barcelona.

En marzo de 305, el prefecto Daciano se dirigió al centro de la Península. En Zaragoza, en el mes de abril, se martirizó a Santa Engracia junto a sus dieciocho compañeras.

Bajando por la Vía Cartaginesa, Daciano llegó a la ciudad de Complutum a finales de julio o primeros días de agosto del año 305.

Desde Complutum fue a Toledo y en diciembre se produjo el martirio de Santa Leocadia. De Toledo se dirigió a Valencia donde en enero de 306 mandó martirizar al obispo de Zaragoza San Valero y a su diácono San Vicente, traídos encadenados a Valencia. Desde allí regresó a Roma por vía marítima.

Pero, ¿qué pasó en Complutum durante la estancia del prefecto Daciano?

Al hacer público en Complutum el Edicto Imperial, dos niños hermanos llamados Justo y Pastor, de 7 y 9 años respectivamente, al salir de la escuela arrojaron las tablillas de escribir al suelo, se dirigieron a la residencia del Prefecto y solicitaron verle.

Los guardias de la puerta se tomaron a broma esta chiquillería, pero ante la insistencia de éstos, los condujeron ante Daciano. Allí le dijeron que eran cristianos y que no estaban de acuerdo con el Edicto Imperial.

En un principio, al ver que eran unos críos no se lo tomó mal e intentó ganárselos a base de promesas de regalos y un buen trato.

Pero como esto no surtía efecto y los niños seguían testimoniando su fe cristiana,  ordenó que se les azotase con varas en una cueva, lo que se hizo a conciencia, llegando a estar bañados en sangre.

Aun así, Justo y Pastor persistían en su actitud, y ante tal desafío, el pretor Daciano ordenó que los sacasen fuera del recinto amurallado y que los degollasen, ya que no se podía asesinar dentro de la ciudad.

Los encaminaron hacia el Este, a una zona de arboleda junto a la vía romana, más o menos a un kilómetro de la ciudad. Allí cogieron al menor, Justo, le hicieron arrodillarse y poner la cabeza a ras del suelo. Uno de los soldados le pisó la espalda para que colocase bien la cabeza sobre una piedra plana. Otro soldado sacó su espada de la vaina, se acercó al niño, levantó la espada hacia el cielo y…

Tal día como hoy de 305 murieron degollados los Santos Niños Justo y Pastor, de 7 y 9 años respectivamente, en la ciudad de Complutum, actual Alcalá de Henares.

Para nuestra ciudad su significación histórica ha sido enorme, ya que la Alcalá actual nació a raíz de este hecho histórico, siendo el lugar de martirio y sepultura el centro original de la primero villa y luego ciudad de Alcalá de Henares.


Más efemérides del 6 de agosto:

El 6 de agosto de 153 el rey Carlos I visita Alcalá de Henares y en la iglesia Magistral ocupa un lugar en el coro en vez del sitial regio.

El 6 de agosto de 1614 se coloca la primera piedra del Convento de Capuchinos, y se formó una procesión que podría ser un antecedente de las fiestas de “Moros y Cristianos”.

El 6 de agosto de 1811 los arzobispos de Toledo pierden el título de Señores de Alcalá de Henares.

El 6 de agosto de 1924 se funda la Asociación de los Santos Niños.

El 6 de agosto de 1946 se coloca el nuevo reloj municipal en la torre del Ayuntamiento.

El 6 de agosto de 1949 son bendecidas las nuevas imágenes de los Santos Niños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s