25 de enero de… 1480

El 25 de enero de 1480 el arzobispo Carrillo anexiona a la Colegiata de los Santos Justo y Pastor todos los diezmos, rentas y posesiones de las 63 ermitas de todo el Arzobispado.

La presencia del arzobispo de Toledo Alonso Carrillo en Alcalá de Henares fue muy importante para la historia de la iglesia de los santos Justo y Pastor.

Lo primero que hizo fue conseguir que el papa Sixto IV la elevara de categoría: de Parroquia a Colegiata.

Hay que decir que “Colegiata” es la iglesia que, sin ser sede episcopal, posee un cabildo compuesto por un abad y canónigos seculares.

El Papa firmó la Bula de esta concesión en agosto de 1477. Según esta Bula fundacional, fue erigida como Colegiata “a gloria de la Santísima Trinidad, a veneración de María Señora Nuestra, y a honor de los sagrados mártires complutenses san Justo y san Pastor”.

Por este motivo el arzobispo Carrillo decidió aumentar el edificio y en octubre de 1479 pusieron la primera piedra de la que había de ser la nueva Colegiata de san Justo.

Y como Colegiata que era, también en octubre de 1479, el arzobispo Carrillo otorgó las primeras Constituciones por las cuales el Cabildo quedó formado por cinco dignidades (Abad Mayor, Maestrescuela, Capellán Mayor, Tesorero y Chantre), doce Canónigos y seis Racioneros, también llamados Beneficiados.

Y nombró como primer Abad a don Tomás de Cuenca, Canónigo de la Catedral de Toledo, Colegial Mayor de la Universidad de Salamanca y miembro del los Consejos del rey don Juan II y del arzobispo Carrillo.

La Colegiata recibía como dotación económica las rentas procedentes de los diezmos de la Catedral de Toledo, es decir, que de las ganancias que se obtenían por las tierras propiedad de la Catedral, ésta se llevaba el diez por ciento, y de este diez por ciento, un tercio era para la Colegiata de Alcalá.

También recibían dinero procedente de los préstamos, arrendamientos y censos de tierras propiedad de la propia Colegiata.

Además eran importantes los ingresos por “pie de altar”, es decir, del dinero que se obtenía por las bodas, bautizos, también llamados “capillos”, y por los enterramientos, o rompimientos”, al ser utilizado habitualmente el pavimento del templo como cementerio.

Pero Carrillo hizo aun más por la Colegiata de los santos Justo y Pastor. Tal día como hoy de 1480 anexionó, es decir, unió a la arcas de la Colegiata todos los diezmos, rentas y posesiones de las sesenta y tres ermitas de todo el Arzobispado.

Resumiendo, el arzobispo de Toledo Alonso Carrillo de Acuña dedicó sus últimos años de vida a engrandecer la Colegiata para que no tuviera problemas económicos y siguiera funcionando como tal.

Alonso Carrillo murió en julio de 1482 pobre y adeudado, entregado a la práctica de la alquimia en busca de oro para intentar seguir aportando dinero a su Colegiata.


Más efemérides del 25 de enero:

El 25 de enero de 1626 se produce una gran inundación: las aguas del río Henares anegan todas las calles de la villa de Alcalá de Henares, alcanzando gran altura en la calle Mayor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s