Cerrado por descanso del personal

Aunque me pese, tengo que hacerlo.

Sé que las “Efemérides Complutenses” son muy bien recibidas por los lectores, que están pendientes de mi trabajo diario para leerlas. Y para mí esto me llenaba y me sigue llenando de satisfacción. Era un impulso que me ayudaba seguir día a día. Me auto-exigía todos los días a sentarme a preparar, buscar información, redactar y retocar fotografías, cosa que me llevaba unas dos horas diarias como mínimo.

Para mí las Efemérides Complutenses eran muy importantes, llegando a sentirme defraudado conmigo mismo cuando no llegaba a tiempo a publicar la efeméride en el mismo día.

Pero he llegado a un punto en que las Efemérides Complutenses eran una obsesión para mí. Y llegaba a ser algo enfermizo. Aparte de mi trabajo diario, era en lo único en que pensaba. Todo el día leyendo sobre libros de Alcalá, hablando sobre Alcalá, “torturando” a mi familia sobre Alcalá,… todo sobre Alcalá.

Hasta que un día mi hija me hizo la pregunta que necesitaba oír:

«- Papa, ¿juegas hoy con nosotros al Scattergories?

– No, cariño, que me voy a poner a redactar la efeméride de hoy».

En un principio no le di importancia, pero haciendo la efeméride me di cuenta que la pregunta era muy importante. Era un aviso. Dejé la efeméride a medio redactar y me puse a jugar con ellos. Y todavía tengo la efeméride a medias, cosa que a día de hoy no me importa.

Por eso he querido apartar por el momento las efemérides, para desintoxicarme de Alcalá, para leer sobre otros temas que no sean de Alcalá, y sobre todo para dedicar mi tiempo también a mi familia.

Ahora se me está poniendo la piel de gallina al redactar esto, recordando los días que tenía apartada a la familia, y, gracias a Dios, recordando estos días que no he pensado en las efemérides y que sí he pensado en mi familia.

Pero, claro, tampoco quiero arrinconar las efemérides de forma definitiva. Y como digo siempre: «Ante un problema, una solución», he decidido tomarme las Efemérides Complutenses despacio, sin prisa. En este momento me lo he tomado como si estuviera “de vacaciones”. Dentro de unos días empezaré desde el principio, redactando efemérides despacio, meditándolas, pensándolas, y sobre todo, de forma tranquila. Y más tarde o más temprano empezaré a publicarlas otra vez. No prometo fecha, pero sí prometo no olvidaros.

Gracias por entenderme.

Hasta muy pronto.

Anuncios

2 comentarios en “Cerrado por descanso del personal

  1. Rosa Mari Peñalver

    Por supuesto el trabajo no es todo ho tiras la familia los niños necesitan la figura paterna,y saves por lo que lo digo si no meas olvidado tendrás muchos amigos .Y te digo cuando una familia esta unidad todo va bien .Y ASÍ TE LO DESEA UNA ALCALÁ NA QUE NUNCA HA TENIDO SUERTE EN EL AMOR Y ESTOY ESPERANDO A CUPIDO BESOS 2016
    ROSA

    Me gusta

  2. Entiendo perfectamente lo que cuentas, y te apoyo al 100%.

    La familia debe ser siempre lo primero, y aunque los demás debamos contentarnos con releer tus antiguas efemérides (que no es poca cosa), ellos son quien deben primar en tu vida y en tu tiempo.

    ¡Feliz Navidad!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s