3 de noviembre de… 1940

El 3 de noviembre de 1940 a las doce menos cuarto de la noche fallece el alcalaíno Manuel Azaña Díaz, Presidente de la II República y escritor, en el hotel Du Midi de Montauban (Francia).

Manuel Azaña y Díaz nació en Alcalá de Henares en enero de 1880. Estudió en el colegio Complutense, en el instituto Cisneros y en el colegio de Agustinos de El Escorial.

En 1897 se licenció en Derecho por la Universidad de Zaragoza y tres años después, en 1900, con veinte años, consiguió el título de Doctor en Derecho.

En ese año de 1897 fue redactor del periódico alcalaíno “Brisas del Henares”, que duró solo seis meses.

En 1909 ingresó como funcionario en la Dirección General de los Registros y del Notariado.

En 1910 fundó en Alcalá de Henares el semanario “La Avispa”.

Y un año después, en 1911, pronunció un importante discurso titulado “El Problema Español”, como acto inaugural de la “Casa del Pueblo”, que estaba situada en la calle Escritorios nº 9 de Alcalá de Henares.

En ese mismo año viajó a París con una beca de la Junta de Ampliación de Estudios.

Entre 1913 y 1920 fue Secretario del Ateneo de Madrid y en mayo de 1930 fue elegido Presidente de esta Institución.

En el Gobierno provisional republicano de abril de 1931 fue Ministro de Guerra y después ocupó la Presidencia.

En junio de ese mismo año, 1931, las elecciones a Cortes Constituyentes le confirmaron como Presidente del Gobierno, puesto del que dimitiría en septiembre de 1933.

En diciembre de 1932, el presidente de la República Niceto Alcalá Zamora y el presidente del Gobierno Manuel Azaña colocaron la primera piedra del Manicomio Provincial en Alcalá de Henares.

En febrero de 1936, el mismo Presidente de la República le encargó la formación del Gobierno. Y en mayo de ese mismo año fue elegido Presidente de la República, cargo que ocupó durante la Guerra Civil.

En noviembre de 1937 visitó por última vez Alcalá de Henares, la ciudad que le vio nacer, de cuya visita ha quedado un magnífico reportaje fotográfico y una narración propia.

En febrero de 1939 se exilió a Francia.

Pocos días después, todavía en febrero de 1939, redactó una carta en la que comunica al Presidente de las Cortes, Diego Martínez Barrio, su dimisión como Presidente de la República Española.

En noviembre de 1939, Manuel Azaña y su familia se establecieron en el pueblecito de Pyla-sur-Mer, cerca de Burdeos.

En febrero de 1940, a raíz de una gripe que se complicó, sufrió gravísimas complicaciones de salud.

Poco tiempo después Pyla-sur-Mer se convirtió en zona ocupada por los alemanes y la familia Azaña se desplazó a Montauban.

En septiembre de 1940, Azaña sufrió un ataque que le paralizó medio cuerpo.

El círculo íntimo de Manuel Azaña en esos últimos días de su vida fue muy reducido: su mujer Dolores Rivas, su criado Antonio Lot, Juan Hernández Saravia (ex-general jefe del Ejército de Cataluña) y la religiosa hermana Ignace. Esta religiosa era la que daba servicio espiritual a su mujer, ya que ésta era católica practicante.

En octubre de 1940 Pierre-Marie Théas tomó posesión como Obispo de Montauban y Manuel Azaña comentó a su mujer que le hubiese gustado asistir a la ceremonia, pues debería haber sido muy bonita, y además el tañer de las campanas le recordaba su infancia y juventud, a Alcalá de Henares y a El Escorial.

Cuatro días después de la ceremonia, el cuñado de Manuel Azaña fue condenado a muerte en Madrid. Dolores Rivas, la mujer de Azaña, acompañada de sor Ignace fueron a ver al nuevo obispo Théas para que intercediera por él. Monseñor Théas redactó dos telegramas dirigidos a Franco y al Papa y se los entregó para que ella misma los cursara.

Al día siguiente, el Obispo se presentó en el hotel para informarse por el estado de Manuel Azaña. Pasó a la habitación y charló un rato con el enfermo que, muy complacido y sonriente, le habló de todo, de su juventud, de sus hijos,…

A partir de ese momento, el obispo Pierre-Marie Théas fue a visitar diariamente a Manuel Azaña.

Y el 3 de noviembre de 1940, a las diez de la noche, Dolores Rivas, viéndole morir y angustiada por su soledad en aquel dolor, encargó al criado Antonio Lot que llamara a Saravia y a la religiosa sor Ignace que, cumpliendo los deseos de Manuel Azaña, volvió algo más tarde acompañada del Obispo.

Por tanto, tal día como hoy de 1940 a las doce menos cuarto de la noche falleció el alcalaíno Manuel Azaña Díaz, Presidente de la II República y escritor, en el hotel Du Midi de Montauban (Francia), rodeado de su mujer Dolores de Rivas Cherif, el general Juan Hernández Saravia, el pintor Francisco Galicia, el mayordomo Antonio Lot, el obispo Pierre-Marie Théas y la religiosa sor Ignace.

(Fotografía de Manuel Azaña junto a su familia en Pyla-Sur-Mer, Francia, en diciembre de 1939)


Más efemérides del 3 de noviembre:

El 3 de noviembre de 1514 el papa León X firma la Bula papal en la que concede a la Universidad de Alcalá la facultad de dar grados de medicina.

El 3 de noviembre de 1567 Bernardo de Sandoval y Rojas, futuro Arzobispo de Toledo, obtiene el grado de Maestro en Artes por la Universidad de Alcalá.

El 3 de noviembre de 1933 el ex-diputado don Juan March Ordinas se evade de la prisión de Alcalá de Henares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s